El presidente del Consejo Europeo, el belga Herman Van Rompuy, afirmó hoy en Helsinki que está "feliz y muy orgulloso" por la concesión del Premio Nobel de la Paz 2012 a la Unión Europea (UE).

"Todos estamos muy orgullosos de que los esfuerzos de la UE para mantener la paz en Europa hayan sido recompensados", dijo Van Rompuy a la prensa poco después de conocer la decisión del Comité Nobel de Noruega.

"Europa superó dos guerras civiles en el siglo XX y hemos construido y mantenido la paz gracias a la Unión Europea. Por tanto, la Unión Europea es el mayor constructor de paz de la historia, y el Nobel ha premiado esto", añadió.

Van Rompuy se encuentra de visita oficial en Finlandia, donde tiene previsto reunirse con destacados líderes políticos del país, entre ellos el primer ministro, Jyrki Katainen, y el presidente del Parlamento, Eero Heinäluoma.