Una palabra empleada en el debate entre los aspirantes a la vicepresidencia de Estados Unidos ante las elecciones del próximo 6 de noviembre recorre las redes sociales como la pólvora: "Malarkey".

Se trata de un término irlandés que se traduce en lenguaje coloquial como "tonterías" y que el actual vicepresidente y candidato a la reelección por el partido demócrata no dudó en espetar a su contrincante republicano, Paul Ryan.

En respuesta a las críticas de Ryan a la reacción del Gobierno estadounidense ante la situación en Libia, Biden pidió la palabra y respondió: "Con todos mis respetos, eso son un montón de tonterías".

Ryan encajó bien el golpe lingüístico que despertó la risa del público y que inmediatamente fue replicado en las redes sociales, hasta 30.000 veces en un minuto, según la herramienta de datos de internet Topsy.

La campaña de Obama vio el filón y según el Huffington Post compró inmediatamente anuncios en Twitter para que salgan asociados a la búsqueda del término "#malarkey", que saltó a la lista de tendencias o términos más populares en la red social.