El óleo "Abstraktes Bild" de Gerhard Richter, perteneciente a la colección privada de Eric Clapton, se vendió hoy en Londres por 21,32 millones de libras (26,45 millones euros), y se convertió en la obra más cara subastada nunca de un artista vivo.

En una puja celebrada por la casa de subastas Sotheby's en el marco de la feria de arte contemporáneo Frieze, este óleo abstracto realizado por el pintor alemán en 1994 superó ampliamente su estimación inicial de hasta 12 millones de libras (14,89 millones de euros).

El anterior récord del artista se encontraba en los 11,9 millones de euros que alcanzó su obra "Kerze" (Vela) también en Londres en octubre de 2011.

Pintado en tonos primarios amarillo, rojo, azul y verde entremezclados a lo largo del lienzo, la obra fue adquirida por Eric Clapton en 2001 en una subasta en la sede de Sotheby's en Nueva York y desde entonces había pertenecido al guitarrista y músico estadounidense.

"Abstraktes Bild" ("Imagen abstracta", en español) era la pieza estrella de esta subasta de arte contemporáneo y de postguerra en la que también se vendieron obras de los escultores españoles Eduardo Chillida y Juan Muñoz, el francés Yves Klein y el estadounidense Andy Warhol.

"Irakaundi", una pequeña pieza de bronce modelada en 1957 durante la primera etapa del escultor donostiarra, alcanzó los 1,04 millones de libras (1,3 millones de euros), aunque se esperaba que llegara a venderse por casi 1,5 millones de euros.

Menos cotizada estuvo la escultura "Hanging Figure" (Figura colgando, en inglés) de Juan Muñoz, un trabajo hecho con resina y cables en 1997 que se vendió por 301.250 libras (373.790 euros).

Una de las famosas esponjas de Yves Klein, de color azul y titulada "RE 9-1", fue adquirida por 3.737.250 libras (4.637.165 euros), una de las más valoradas de la subasta.

Otro de los protagonistas de la puja fue el icono del "pop art" Andy Warhol, del que se vendieron tres obras propias y la pintura titulada "Dog" que realizó en 1984 con el estadounidense Jean-Michel Basquiat y que se adjudicó por 825.250 libras (1.023.950 euros).

Durante la puja también se vendieron otros dos óleos de Richter, un móvil de Alexander Calder que alcanzó las 1.553.250 libras (1.927.180 euros), así como piezas de Anish Kapoor, Damien Hirst y Francis Bacon entre otros.