El primer chino que gana del Premio Nobel de Literatura, Mo Yan, expresó el viernes la esperanza de que sea liberado el Nobel de la Paz de 2010, Liu Xiaobo, que está detenido en China.

"Ahora espero que (Liu) pueda recuperar muy pronto su libertad", dijo Mo a periodistas en una rueda de prensa un día después de ser anunciado como el ganador del Nobel de Literatura de 2012. "Si puede ser libertado pronto con Buena salud, entonces puede estudiar su sistema político y social".

Aunque no fueron una petición categórica de la excarcelación de Liu, las palabras de Mo restaron fuerza al intento del Partido Comunista por aprovechar el logro histórico del escritor para ilustrar los méritos de ese organismo gobernante.

Las declaraciones de Mo también responden a las críticas de activistas por los derechos humanos, quienes aseguran que está comprometiendo su independencia artística e intelectual en su condición de miembro del partido y vicepresidente de la asociación oficial de escritores en China.

Liu fue sentenciado a 11 años de prisión en 2009 por ser coautor de un llamado a terminar con el régimen unipartidista y aplicar reformas democráticas.

Mo hizo las declaraciones después de que el titular de la propaganda del partido, Li Changchun, expresó felicitaciones a Mo y dijo que el premio "refleja la prosperidad y el progreso de la literature china, así como la influencia cada vez mayor de China".

La noticia del logro histórico de Mo apareció el viernes en las portadas de los periódicos.