La muerte de Osama Bin Laden, uno de los grandes logros de la Administración Obama, podría ser clave en las presidenciales del 6 de noviembre debido a la emisión de una película independiente, la primera gran dramatización sobre esa operación, justo dos días antes de las elecciones.

La cinta de John Stockwell, llamada "Seal Team Six: The Raid On Osama Bin Laden", rodada entre el pasado invierno y esta primavera, tendrá su estreno mundial el domingo 4 de noviembre en el canal National Geographic.

Producida por Nicolas Chartier ("The Hurt Locker") y distribuida por The Weinstein Company, se trata del primer largometraje que emite National Geographic basado en hechos reales.

El film detalla todo el entramado que acabó con el líder de la red terrorista Al Qaeda, en una operación estadounidense que supuso el mejor espaldarazo a Obama y que ahora podría revitalizar, en un empujón de última hora, sus opciones para permanecer en la Casa Blanca cuatro años más una vez que las encuestas apuntan a una gran igualdad frente a su rival, el republicano Mitt Romney.

Los eventos plasmados en la obra, centrados en el despliegue del comando estadounidense dentro del complejo residencial de Abbottabad, en las cercanías de Islamabad, donde fue abatido Bin Laden, fueron examinados de cerca por un equipo de expertos que incluía un miembro de la Marina estadounidense, un agente retirado de la CIA y un historiador experto en el líder de Al Qaeda.

"Aunque algunas caracterizaciones han sido dramatizadas por razones creativas, el núcleo de la historia es un retrato certero del evento que puso fin a la más larga cacería humana en la historia de América", dijo la cadena en un comunicado.

"Seal Team Six: The Raid On Osama Bin Laden" estará disponible en Netflix un día después de su debut en National Geographic.

Harvey Weinstein, un ferviente demócrata, adquirió en mayo la película, entonces denominada "Code Name Geronimo", por dos millones de dólares en un acuerdo cerrado durante el Festival de Cine de Cannes, y National Geographic decidió incluirla en su programación, según explicó la entidad, por su nueva aproximación a la narración histórica.

Weinstein se decantó por Hillary Clinton en las primarias demócratas de 2008, pero desde entonces no ha dudado en dar su apoyo a Obama. No obstante, Howard Owens, presidente de National Geographic, descartó que el popular productor esté usando a la cadena para influir en las elecciones.

"Harvey, obviamente, no es quien decide nuestra programación", sostuvo Owens, quien sí admitió que se escogió esa fecha para reunir frente al televisor al mayor número de espectadores posible y para dar a conocer el resto de su oferta de aquí a final de año, como la película de suspense histórico "Killing Lincoln", narrado por Tom Hanks.

La cinta, con guión de Kendall Lampkin, tiene un reparto formado por Cam Gigandet ("Twilight"), Anson Mount, Freddy Rodríguez, Xzibit, Kathleen Robertson, Eddie Kay Thomas, Robert Knepper y William Fichtner.

Desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, el que Bin Laden continuara libre se había convertido en una terrible losa para los servicios de inteligencia estadounidenses y para el Gobierno en Washington, e incluso George W. Bush abandonó el poder sin dar caza al enemigo público número uno de EE. UU. pese a asegurar que lo quería "vivo o muerto".

De ahí que la captura de Bin Laden se considere, además de un momento histórico, una de las grandes bazas que puede jugar Obama durante la actual carrera electoral.

La operación, descrita como de "precisión quirúrgica" por altos cargos estadounidenses y acontecida en mayo de 2011, tendrá una nueva recreación cinematográfica, con un mayor presupuesto y una directora ganadora del Óscar como Kathryn Bigelow, en "Zero Dark Thirty", de estreno en las salas el 19 de diciembre.

Para ese proyecto, que el estudio Sony Pictures decidió se estrenara tras las elecciones para no politizar su contenido, Bigelow volvió a contar con el guionista Mark Boal tras "The Hurt Locker" y entre los nombres del reparto aparecen Joel Edgerton, Jessica Chastain y Mark Strong. Antonio Martín Guirado