El exgeneral Manuel Antonio Noriega regresó hoy a la cárcel panameña El Renacer tras permanecer nueve días en un hospital de la capital para exámenes cardíacos y urológicos, confirmó hoy a Efe su hija, Thays Noriega.

"Aparentemente se logró controlar los síntomas que tenía, está sufriendo insuficiencia renal, y se le practicaron exámenes cardíacos", dijo Thays Noriega, que aclaró que la próxima semana espera tener acceso a los resultados de la revisión médica.

Noriega, de 78 años, fue ingresado el pasado día 3 en el Hospital Santo Tomás de la capital panameña "para realizarse exámenes de urología", indicó tres días después un comunicado del Sistema Penitenciario.

Por su parte Ezra Angel, uno de los abogados de Noriega, dijo a Efe que el miércoles pasado solicitaron "directamente al Ministerio de Gobierno" de Panamá que el anciano exdictador cumpla su pena recluido en un centro de salud dada su delicada condición médica.

"El 8 de febrero presentamos la primera solicitud, la hemos reiterado en tres ocasiones, la última el miércoles directamente ante el ministro de Gobierno dado el silencio administrativo de la Dirección del Sistema Penitenciario, que no ha respondido a ninguna pese que la norma otorga 30 días para ello", explicó Angel.

Desde que está preso en Panamá, a donde llegó en diciembre pasado extraditado por Francia, Noriega ha sido trasladado en al menos cinco ocasiones al centro hospitalario Santo Tomás para ser atendido médicamente.

Noriega gobernó de facto a Panamá entre 1983 y 1989 y retornó al país el 11 de diciembre de 2011 luego de cumplir 21 años de cárcel en Estados Unidos y Francia por delitos de narcotráfico y lavado de dinero.

El exdictador fue derrocado por una invasión estadounidense en 1989, y cumple en Panamá 60 años de cárcel por diversas condenas relacionadas con delitos como homicidio, violaciones a los derechos humanos y hasta deforestación.