El británico Andy Murray escapó de la que podría haber sido su primera derrota después de ganar el Abierto de EE.UU. y venció al checo Radek Stepanek, por 4-6, 6-2 y 6-3 en dos horas y 18 minutos, para lograr las semifinales del Masters 1.000 de Shanghái.

Stepanek, 41 del mundo, era el jugador con ránking más bajo de los ocho que disputan hoy los cuartos de final, y dispuso de una rotura en los comienzos del tercer set para haber dado la sorpresa más importante del torneo.

Murray neutralizó esa diferencia rápidamente y después de un extenuante partido con intercambios que llegaron hasta los 36 golpes, superó al jugador checo gracias a sus cuatro roturas. Stepanek cometió en total 41 errores no forzados, por el 20 del británico.

El jugador de Dunblane, defensor del título, se enfrentará en semifinales con el ganador del encuentro entre el suizo Roger Federer y el croata Marin Cilic.