El presidente de Bolivia, Evo Morales, viajará el próximo 29 de octubre a las Naciones Unidas para presentar el Año Internacional de la Quinua que se celebrará en 2013, en su condición de embajador especial de esta especie de cereal de origen andino con un alto valor nutritivo.

Así lo anunció hoy ante la prensa el embajador boliviano ante la ONU, Sacha Llorenti, quien detalló también que Morales ha convocado para diciembre una cumbre internacional que prevé reunir a indígenas, políticos, líderes y organizaciones sociales para cerrar el calendario Maya.

Según Llorenti, Morales viajará a final de mes a Nueva York para lanzar en la sesión plenaria de la Asamblea General el Año Internacional de la Quinua con su intervención en el "Panel de Alto Nivel sobre la seguridad alimentaria y la nutrición".

En una resolución aprobada por la Asamblea General en marzo pasado, se reconoce la necesidad de concentrar la atención mundial en la quinua por su valor nutritivo -que en algunas variedades puede llegar al 24 % de proteínas- y su contribución a la seguridad alimentaria en países donde la población no tiene acceso a fuentes de proteínas.

Coincidiendo con la visita de Morales a la ONU, la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) también tiene previsto nominar formalmente a la primera dama de Perú, Nadine Heredia, como embajadora especial de la quinua.

Dentro de los actos previstos para esa jornada de lanzamiento, se presentarán dos documentales sobre los beneficios de la quinua y una exhibición interactiva del artista boliviano Gaston Ugalde en el que el público podrá conocer las diferentes variedades de este alimento.

"Antes la quinua era considerado el alimento de los indios y era un elemento de discriminación. Pero esto ha cambiado y con la declaración del año internacional de la quinua se reconoce el valor de las tradiciones de los indígenas y de este alimento crucial para la seguridad del presente y del futuro", señaló Llorenti.

En los últimos diez años la producción de quinua aumentó considerablemente y pasó de ser cultivada exclusivamente por los indígenas a ser producida a nivel internacional.

Así, Bolivia representa el 46 % de la producción mundial de quinua, seguido de Perú con el 42 % y EE.UU., que se presenta como el tercer productor de este alimento.

El embajador boliviano también informó sobre el encuentro internacional convocado por Morales del 20 al 22 de diciembre en el Lago Titikaka de Bolivia bajo el nombre "Cerrando el ciclo del no-tiempo y recibiendo el nuevo ciclo".

Según explicó Llorenti, este encuentro prevé reunir a dirigentes internacionales, a comunidades indígenas y a organizaciones sociales para abordar temas actuales como la crisis global del capitalismo o la crisis climática "bajo el prisma de la espiritualidad".

"Si no cambiamos el paradigma capitalismo, todo seguirá igual y será el fracaso de nuestra especie. Tenemos que empezar a vivir en armonía con el resto de elementos, como la naturaleza, y abandonar esa necesidad actual del querer más y más", añadió.

Así, el encuentro celebrará con este foro de reflexión el cierre del ciclo del calendario maya y el inicio de "un nuevo tiempo de equilibrio". EFE