La canciller alemana, Angela Merkel, calificó hoy de "decisión maravillosa" la concesión del Premio Nobel de la Paz a la Unión Europea (UE) y destacó su carácter de "impulso al euro", como idea que va más allá de la mera "unión monetaria".

"La UE se construyó sobre las cenizas de dos guerras" y el galardón supone para ella, "personalmente", un "notable impulso" en los esfuerzos comunes para el proyecto europeo.

La canciller indicó que ha repetido "en muchas ocasiones" que "el euro es más que una moneda", sobre todo tras el estallido de la crisis de la deuda en la eurozona, e instó a "no olvidar nunca" que "en el fondo" la divisa común representa un proyecto de "paz conjunta".

Asimismo, la jefa del Gobierno alemán recordó que en el 50 aniversario de la firma del Tratado de Roma se subrayó que los países miembros de la UE están unidos "para su propia suerte" y que la concesión del Nobel lo atestigua.

Mientras, en un comunicado, el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, expresó su orgullo y satisfacción por el Nobel de la Paz a la UE y calificó la integración europea como "el mas exitoso proyecto por la paz de la historia".

"Sobre las ruinas de dos terribles guerras mundiales creció la paz y la libertad, los enemigos acérrimos se convirtieron en buenos amigos y aliados inseparables", expresó Westerwelle.

La UE fue galardonada hoy con el premio Nobel de la Paz por el Comité Nobel de Noruega, en reconocimiento a sus logros para "el avance de la paz y la reconciliación" en Europa.

El fallo aseguró que "el mayor éxito" de la UE es haber logrado que "la paz, la democracia y los derechos humanos" hayan arraigado en Europa, y que la "guerra continental" en referencia a la II Guerra Mundial, acabase en "la paz continental".