Un mediador dice que las familias de las 12 personas muertas y de las víctimas que sufrieron daños cerebrales permanentes o parálisis en la masacre del 20 de julio en una sala de cine en Aurora, Colorado, probablemente van a recibir 175.000 dólares cada una.

El Denver Post reporta que aquellos heridos de bala o que sufrieron otras lesiones van a recibir una suma basada en la cantidad de días que permanecieron hospitalizados. Hubo 58 heridos en el ataque.

El mediador Kenneth Feinberg se reunió con algunas víctimas el jueves y habló con más el viernes para discutir cómo deben ser distribuidos cinco millones de dólares en donaciones a las víctimas y sus familias.

Algunos han dicho que no todo el mundo está recibiendo el dinero que necesita para lidiar con los efectos de la tragedia.

El ex estudiante de la Universidad de Colorado James Holmes está acusado de cometer la masacre.