Lituania cierra hoy la campaña de las elecciones legislativas con la oposición socialdemócrata muy por delante en los sondeos del partido gobernante del primer ministro, el conservador Andrius Kubilius, en el poder desde 2008.

Los socialdemócratas de Alguirdas Butkiavicius, exministro de Finanzas, lideran todas las encuestas con entre un 16 y un 17 por ciento de intención de voto, según las agencias locales.

En caso de victoria, los socialdemócratas han acordado pactar con el Partido del Trabajo (PT), segundo en las encuestas con un 15 por ciento de apoyo.

A ese hipotético pacto se sumaría probablemente también Orden y Justicia, partido encabezado por el expresidente, Rolandas Paksas, y que figura en tercer lugar en los sondeos con cerca del 10 por ciento.

Mientras, la Unión por la Patria de Kubilius no supera el 8 por ciento de los votantes y los liberales, sus aliados, a duras penas accederían al arco parlamentario, para lo que es necesario superar el 5 por ciento de votos.

Según los analistas, el descontento popular con la política de austeridad y recortes del actual Gobierno podría costarle a la coalición oficialista la derrota electoral.

El Ejecutivo de Kubilius, el primero en la historia desde la independencia del país de la Unión Soviética que concluye su mandato de cuatro años, logró frenar la recesión tras dos años de profunda crisis.

De hecho, la economía lituana creció un 5,8 % en 2011, el mayor indicador de los Veintisiete, y un 3 % en el primer semestre, y su austera gestión ha sido puesta como ejemplo a seguir para España y Grecia.

No obstante, el desempleo aún ronda el 13 % y uno de cada cinco lituanos vive por debajo del umbral de la pobreza, por lo que muchos habitantes de este país de mayoría católica se han visto obligados a emigrar.

Butkiavicius ya ha advertido de que en caso de que asuma la jefatura del Gobierno podría retrasar la entrada en la Eurozona, que Kubilius tenía prevista para 2014.

El domingo más de 2,5 millones de lituanos están llamados a las urnas para elegir al Seima (Legislativo) que está formado por 141 diputados, de los que 70 se eligen por listas de partidos y el resto por circunscripciones.

Coincidiendo con las elecciones, los lituanos podrán votar en un referéndum consultivo sobre la construcción en Lituania de una central nuclear (Visaguinas) junto a Estonia y Letonia, crucial para reducir su dependencia energética de Rusia.