Algunos países miembros de la Unión Europea (UE), que fue galardonada hoy con el premio Nobel de la Paz, combatieron en Irak y en Afganistán, aseguró Ludmila Alexéyeva, veterana activista soviética y rusa que también aspiraba al premio.

"No entiendo que se de un premio de la paz a la UE, cuyos países tomaron parte en la guerra de Irak, en la de Afganistán y en otros conflictos", dijo hoy a Efe Alexéyeva, de 85 años.

Alexéyeva manifestó su "incomprensión" hacia la decisión del Comité Nobel, ya que la UE ni siquiera es una organización, sino "una agrupación de países".

"No lo entiendo. Es una decisión extraña ¿Quién va a recibir el premio? Démosle el premio al mundo entero. Veremos quien lo recoge", se preguntó.

La activista, que figuraba entre los favoritos a recibir el premio, cree que se decidió conceder tamaña distinción a los Veintisiete "como apoyo moral".

"Supongo que la idea era apoyar a la UE en un momento de dificultad, ya que se encuentran en plena crisis. Querían ayudarles a levantar el ánimo. Parece que (la canciller alemana, Angela) Merkel se ha puesto muy contenta", aseguró.

Además, aseguró que no cree que el Nobel vaya a provocar un cambio radical en las políticas que pongan en marcha sus burocratizadas estructuras.

Alexéyeva, que ha participado activamente durante años en las protestas contra el presidente, Vladímir Putin, hizo un paralelismo con la ocasión en la que el pueblo canadiense recibió el Nobel de Paz por su tradición de acogida a refugiados de todo el mundo.

"Eso era más comprensible, ya que muchos canadienses participaron en esa labor de acogida de refugiados de países subdesarrollados", apuntó.

Con todo, la rusa aseguró que tiene "un buen concepto de la UE, ya que unió a muchos países que antes combatieron unos contra otros" durante las dos guerras mundiales.