La Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA, por sus siglas en inglés) prestará a Perú 156 millones de dólares para financiar programas de renovación energética y de gestión de residuos sólidos, informó hoy el Ministerio peruano de Economía y Finanzas.

El ministro de Economía, Luis Miguel Castilla, suscribió hoy este acuerdo durante las asambleas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM) que se celebran en Tokio.

El primer préstamo, de 100 millones, se destinará al "Programa de Asistencia para Infraestructura de Renovación Energética" que promueve las energías renovables y la eficiencia energética en empresas privadas y públicas para mitigar el cambio climático.

El segundo préstamo, de 56 millones, servirá para financiar el "Programa de Desarrollo de Sistemas de Gestión de Residuos Sólidos", ejecutado por el Ministerio del Ambiente, cuyo objetivo es mejorar la calidad ambiental de 31 localizaciones prioritarias del país, donde habitan casi tres millones de personas.

Este es el caso de las regiones serranas de Puno, Áncash, Apurímac, Huánuco, Ayacucho, Pasco y Junín, las amazónicas de San Martín, Loreto, Amazonas y Puerto Maldonado, y las costeras de Piura, Tumbes, Ica y Lima.

"Estos préstamos afianzan los fuertes vínculos que unen a ambos países y reafirman a Perú como el mayor receptor de la cooperación otorgada por el Gobierno de Japón en América Latina", destacó Castilla, según una nota oficial.

Los dos préstamos se gestionarán a través de la Corporación Financiera de Desarrollo (COFIDE), que entregará préstamos a los intermediarios finales, y de un Fondo de Asistencia Técnica (FAT) "para asegurar la eficiente y efectiva implementación de los programas".