El secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, consideró que el Premio Nobel de la Paz 2012 que se otorgó hoy a la Unión Europea (UE) es "la victoria de la democracia y los derechos humanos en el mundo".

En una carta dirigida al presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, y al presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, Insulza destacó los "esfuerzos" hechos por los países que conforman la unión "para unir a los Estados Europeos, dejando de lado las diferencias y forjar un continente de paz y prosperidad".

Insulza destacó que "se trata de un premio para un proyecto que representa el interés común" y señaló que "es un día memorable" para los que trabajan por la libertad, la igualdad y el respeto por la dignidad humana.

En este sentido, señaló que la OEA comparte con la UE "los pilares de la defensa de los principios de la democracia y la búsqueda del fortalecimiento de los derechos humanos, la seguridad, y el desarrollo del hemisferio".

La Unión Europea es Observador Permanente ante la OEA desde el 18 de noviembre de 1989, y proporciona apoyo técnico y financiero en numerosos proyectos, especialmente los relativos al fortalecimiento de la democracia y la promoción y defensa de los derechos humanos.

"Nuestro trabajo conjunto fortalecerá el diálogo trasnacional para el mutuo beneficio de los pueblos de las Américas y la Unión Europea", agregó.