El obispo mexicano José Raúl Vera López es uno de los aspirantes a ganar hoy el Nobel de la Paz, según la televisión pública noruega NRK, que también nombra a los cubanos Óscar Elías Biscet y las Damas de Blanco en sus especulaciones.

NRK apunta no obstante a que el premio podría recaer en Europa y señala que tiene "motivos para creer" que será entregado a una sola persona u organización y no a tres como el año pasado, cuando lo recibieron la presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf; la también liberiana Leymah Roberta Gbowee y la yemení Tawakul Karman.

Los grandes favoritos para NRK son la Unión Europea, que podría ganar por su papel como elemento pacificador en Europa; el disidente bielorruso Ales Beljatskij y varios activistas rusos como Ludmila Alexejeva, líder del Comité de Helsinki; y Svetlana Gánushkina, fundadora de la organización de derechos humanos Memorial.

Entre los candidatos alternativos nombra NRK a Vera López, que hace dos años recibió el premio de derechos humanos que entrega la fundación noruega Rafto, considerado una antesala del Nobel.

Ganadores del Rafto como la activista birmana Aung San Suu Kyi; el ex presidente de Timor Oriental, José Ramos Horta; el coreano Kim Dae-Jung y la abogada iraní Shirin Ebadi fueron premiados años después con el Nobel de la Paz.

El factor tiempo podría beneficiar a Vera López, o a los cubanos, ya que desde que la guatemalteca Rigoberta Menchú lo hizo en 1992, ninguna persona de Latinoamérica ha ganado un premio que el Comité Nobel quiere hacer universal.

"Ataca tanto a las poderosas bandas de narcotraficantes como a las autoridades, pidiendo un trato justo de los centroamericanos pobres que viajan de forma ilegal a través de México a EEUU y que son víctimas de una violencia brutal y de explotación", señala NRK sobre Vera López.

Entre quienes figuran bien situados en las casas de apuestas aparecen, además de los activistas rusos, el filósofo estadounidense Gene Sharp, la egipcia Maggie Gobran y Sima Samar, presidenta de la Comisión Afgana Independiente de los Derechos Humanos (AIHRC).

El filántropo paquistaní Abdul Sattar Edhi, el activista turco Ragip Zarakolu, la india Anna Hazare, la emisora Democratic Voice of Burma y el soldado Bradley Manning, que filtró documentos de la inteligencia estadounidense a WikiLeaks, también suenan en Oslo.

WikiLeaks y su fundador, Julian Assange, están entre los nominados, al igual que el vicepresidente de Ecuador, Lenín Moreno; el venezolano José Antonio Abreu; el ex director general de la UNESCO, Federico Mayor Zaragoza; la Fundación Vicente Ferrer y las Abuelas de la Plaza de Mayo.

La presencia en la lista de candidatos -que pueden ser nominados por catedráticos de Universidad en Derecho o Ciencias Políticas, parlamentarios o antiguos laureados de todo el mundo- sólo se puede conocer si quienes lo han propuesto lo hacen público.

El Comité Nobel no difunde la lista hasta pasados 50 años, y lo único que confirma ahora es el número de candidatos, que este año ha alcanzado la cifra de 231, de ellos 43 organizaciones.