Dos cazabombarderos turcos F-16 intimidaron hoy a un helicóptero artillado del Ejército de Siria que bombardeaba posiciones de los rebeldes sirios en el pueblo de Azmarin, en la frontera entre los dos países, informó la cadena CNNTürk.

Esta emisora detalló que los aviones de combate patrullaban a lo largo de la frontera de la provincia meridional de Hatay e intervinieron para evitar que la aeronave siria penetrara en territorio de Turquía.

Las autoridades turcas han desplegado decenas de tanques a lo largo de la frontera y la Fuerzas Armadas están en el nivel máximo de alerta.

Los cazas se acercaron a la frontera después de que, sobre las 11:45 GMT, los rebeldes sirios divisaran el helicóptero sobre el pueblo de Azmarin, justo enfrente del pueblo de Hacipasa, en el lado turco.

Es en esta misma zona donde esta semana han caído varios obuses disparados desde Siria, que no han causado víctimas ni daños materiales.

Según la emisora, la aeronave siria estaba a la caza de un tanque en manos de los insurgentes.

Ante la posibilidad de que el helicóptero penetrase en espacio turco, los dos F-16 volaron durante un breve momento directamente hacia la frontera y obligaron a alejarse al helicóptero.

Turquía tiene desplegados al menos 250 tanques a lo largo de sus 900 kilómetros de frontera con Siria, según informa el diario "Hürriyet".

En los últimos días se han intensificado los combates en las zonas del noroeste de Siria, fronteriza con Hatay, y miles de sirios civiles huyen hacia Turquía, cruzando el río Orontes en pequeñas barcas.

El último comunicado de la Dirección de Emergencias turca, AFAD, emitido hace una semana, indicaba que había 96.000 refugiados sirios registrados en los campamentos turcos y que se estaban instalando puntos de ayuda humanitaria en la propia frontera para atender a quienes se hallan aún en territorio sirio.