Un adolescente mexicano murió al ser baleado siete veces por un agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos y murió tendido sobre una vereda a poca distancia de la frontera de Arizona con México, dijo el viernes el alcalde de Nogales, en el estado mexicano de Sonora.

"Fue una ráfaga", dijo el alcalde Ramón Guzmán Muñoz a The Associated Press en una entrevista telefónica. "Fue una lluvia de balas", afirmó.

Guzmán calificó el episodio de "deplorable" e instó a que se realice una profunda investigación tanto por las autoridades estadounidenses como mexicanas.

Mientras tanto, la Patrulla Fronteriza aún no confirmaba si alguien había sido acribillado por el agente, sólo que "al parecer alguien había sido baleado", dijo el viernes el portavoz Victor Brabble.

La Patrulla Fronteriza dijo que varios agentes respondieron el miércoles por la noche a reportes sobre sospechosos de tráfico de drogas en Nogales, Arizona. Los agentes vieron a dos personas cuando abandonaron un alijo de drogas y a continuación regresaron a toda carrera a México, dijo la Patrulla Fronteriza. A continuación fueron apedreados del otro lado de la frontera. La agencia dijo que las personas no prestaron atención a las órdenes de detenerse, y un agente hizo disparos.

El procurador de Sonora dijo el jueves en una declaración que José Antonio Elena Rodríguez, de 16 años, natural de Nogales, Sonora, fue hallado muerto en la frontera a causa de heridas de bala el miércoles cerca de la medianoche.

Sin embargo, la oficina no confirmó si el adolescente había sido baleado por la Patrulla Fronteriza, y sólo indicó que la policía había recibido reportes de una balacera, y luego hallaron su cadáver sobre una vereda cerca de la valla fronteriza.

Un funcionario mexicano con conocimiento de las investigaciones confirmó que el niño fue baleado por el agente, y dijo que las autoridades se reunieron el viernes en Ciudad de México para tratar el asunto. La persona también dijo que el adolescente había sido baleado varias veces en la espalda. La persona habló a condición de mantenerse anónima porque no tenía autorización para dar detalles del caso.

La Secretaría de Relaciones Exteriores de México emitió una declaración el jueves por la noche diciendo que "condenaba con toda energía" la balacera y calificó ese tipo de muertes como "un problema bilateral grave".

A los agentes fronterizos por lo general se les permite hacer uso de fuerza letal contra aquéllos que les apedreen, y actualmente hay varias investigaciones sobre casos similares en Arizona y Texas.

___

El periodista de Associated Press Elliot Spagat en San Diego contribuyó a este despacho.