Los precios de las acciones en las bolsas de valores de Nueva York cerraron el jueves básicamente igual que la víspera, a pesar de algunas buenas noticias sobre el mercado laboral en Estados Unidos, pero en todo caso pusieron fin a la racha negativa de las últimas sesiones.

El Departamento de Trabajo informó por la mañana que las solicitudes de prestaciones por desempleo cayeron la semana pasada en 30.000 unidades a 339.000, la cifra más baja desde febrero del 2008. Los economistas también destacaron que el promedio de cuatro semanas, una medida que elimina las fluctuaciones, tocó un mínimo de seis meses.

Las acciones subieron inicialmente, pero más tarde retrocedieron el terreno ganado, influidas por factores como el aumento del déficit comercial de Estados Unidos, un aumento del desempleo en Grecia y una reducción en la calificación de los bonos soberanos españoles.

Los operadores, al parecer, han estado tan acostumbrados a las malas noticias que los acontecimientos del jueves en realidad no los empujaron de una forma u otra.

"No hubo mucho que moviera el mercado en día de hoy", dijo Erik Davidson, subdirector para inversiones de Wells Fargo Private Bank en San Francisco. "Todo el mundo está hablando del béisbol".

Joe Costigan, director de investigación bursátil para Bryn Mawr Trust Company en Pensilvania, describió el jueves como "un día razonable".

"Lo que estamos viendo es más bien una ola", dijo, "no una marea".

Al final de la jornada, el índice industrial Dow Jones cerró con una pérdida ligera, de 18,58 puntos, en 13.326,39 unidades, mientras que el índice Standard & Poor's avanzó 0,28 de punto a 1.432,84. El índice compuesto Nasdaq, con predominio de las emisoras de alta tecnología, bajó 2,37 a 3.049,41.

Las acciones alcistas superaron a las acciones en baja en proporción de 2 a 1. El volumen de operaciones fue más alto que el promedio, de 3.600 millones de acciones.

El rendimiento del bono del Tesoro de Estados Unidos a 10 años, de referencia, bajó muy marginalmente, en un 0,01 de punto porcentual, a 1.67%.

En Europa, el índice alemán DAX cerró con un alza de 1,1% en 7.281,70, mientras que el índice CAC-40 de la Bolsa de París subió 1,4% a 3.413,72. El índice FTSE 100 de las empresas británicas más capitalizadas avanzó 0,9%, en 5.829,75.

El euro avanzó 0,6% en 1,2933 dólares.