El desempleo en Grecia alcanzó un récord de 25,1% en julio, uno de los estragos de la crisis financiera del país, informaron autoridades el jueves. Y todo indica que el desempleo seguirá aumentando.

Muchos prevén que el país entrará en su sexto año de recesión, en la que la producción económica ha caído 25% y la tasa de desocupación entre los jóvenes supera el 50%.

"Este es un resultado muy dramático de la recesión", dijo Angelos Tsakanikas, jefe de investigación de la fundación de investigación económica IOBE. El especialista no prevé que el empleo mejore significativamente al menos por un año.

Después de perder acceso a los mercados financieros internacionales y casi declararse en cese de pagos por su montaña de deudas, Grecia ha sobrevivido con rescates internacionales desde mayo de 2010.

Sin embargo, la solvencia llega con un alto precio: para asegurar y seguir recibiendo los créditos, Atenas impuso estrictas medidas de austeridad, como recortes al gasto y aumento de impuestos, en un intento por poner en orden sus finanzas públicas.

Además debe aplicar más austeridad si no quiere dejar de pagar sus deudas y potencialmente abandonar su membresía en la zona euro.

La oficina de estadísticas informó que 1,26 millones de griegos no tenían empleo en julio, con más de 1.000 puestos de trabajo perdidos diariamente en el último año. El grupo más afectado es el de los que tienen entre 15 y 24 años, con 54,2% de desocupación laboral.

La tasa de desempleo fue de 24,8% en junio. En julio de 2008, un año antes de que estallara la crisis, había registrados sólo 364,000 desempleados.

"Temo que el desempleo siga alrededor de los actuales niveles en 2013 también", dijo Tsakanikas. "Incuso si de alguna manera llega la recuperación económica, el proceso de creación de empleos siempre es mucho más lento".