Al menos 335 bolivianas murieron en cuatro años por causa de la violencia machista, pero solo 27 de esos casos acabó en una sentencia para los agresores, informó hoy la Defensoría del Pueblo a propósito del Día de la Mujer Boliviana, que coincide con el Día Internacional de la Niña.

El Defensor del Pueblo, Rolando Villena, señaló que este informe, que corresponde al período 2008-2011, pone en evidencia que la violencia contra la mujer queda en la impunidad y que el acceso a la justicia para las mujeres es un tema pendiente en Bolivia.

La mayoría de las víctimas, comprendida entre los 14 y 30 años, fueron asesinadas por parejas, esposos, concubinos, entre otros.

Los casos fueron tipificados como "asesinatos, homicidios, homicidio culposo, homicidio por emoción violenta y lesión seguida de muerte", pero el Defensor plantea, al igual que sectores feministas, que la legislación penal incluya el delito de "feminicidio".

Los grupos feministas exigen que el feminicidio o asesinato de una persona por el hecho de ser mujer se condene con 30 años de cárcel, ya que con otras tipificaciones las condenas son menores.

La Defensoría sostiene que ni la justicia ordinaria, ni el sistema judicial indígena, originario y campesino, vigente desde 2009, han logrado una protección efectiva de los derechos de las mujeres para librarlas de la violencia.