La nueva Rusia del italiano Fabio Capello, líder del grupo F con seis puntos en dos partidos, recibe mañana a Portugal con la mente puesta en frenar a toda costa a su gran estrella, el madridista Cristiano Ronaldo, renqueante tras lesionarse el hombro en el "clásico" frente al Barcelona.

El estado de CR7 no es, sin embargo la única preocupación del seleccionador luso Paulo Bento, pendiente también de la mialgia de otro futbolista del Real Madrid, el defensa Pepe, aunque los informes médicos son optimistas y todo indica que los dos jugadores serán titulares en Moscú.

En la capital rusa se respira un ambiente de optimismo después de que la selección, muy criticada tras ser apeada en la primera fase de la Eurocopa, obtuviera una contundente victoria en Israel (0-4) después de haber derrotado de manera mucho menos convincente a Irlanda del Norte (2-0).

Los rusos, que se han perdido los dos últimos Mundiales, comienzan a creer que la decisión de Capello de dejar fuera del equipo a varias "vacas sagradas" como Arshavin, Pavlyuchenko, Zyriánov, Zhirkov y Pobrebnyak, empieza a dar sus frutos.

Kerzhakov se encuentra en la mejor forma de su carrera y, de hecho, marcó dos goles en Israel, mientras Dzagóev se ha convertido en el eje del ataque y el joven delantero del Dinamo Moscú, Kokorin, se perfila como futuro titular.

La única duda reside en el rebelde Ígor Denísov, pieza clave en el centro del campo, pero que ha sido apartado de su equipo, el Zenit, por negarse a jugar hasta que el club satisfaga su demanda de aumento salarial.

Denísov apenas ha jugado en las últimas semanas, por lo que no se encuentra en plenitud física, lo que podría obligar a Capello a dejarlo en el banquillo.

Rusia también quiere aprovechar el partido de mañana para vengar una de las mayores derrotas de su historia, la paliza que recibieron a manos de Portugal en Lisboa en 2004 en la fase de clasificación para el Mundial de Alemania (7-1), encuentro en el que Cristiano Ronaldo, que entonces tenía 19 años, marcó dos goles.

El madridista, desde la banda izquierda del ataque, será de nuevo el faro ofensivo del equipo, que también cuenta con la clase del luso-caboverdiano del Manchester United Nani y el dinamismo de los medios Joao Moutinho (Oporto) y Raúl Meireles (Fenerbahce).

En defensa, sobresale la contundencia de Pepe, la profundidad del lateral Fábio Coentrao (Real Madrid) y los reflejos del guardameta Rui Patrício (Sporting de Lisboa).

Si a sus 27 años Cristiano juega mañana, sumará 99 presencias internacionales, registro apenas por debajo de Luis Figo (127) y Fernando Couto (110).

El "siete" del Real Madrid buscará además agrandar su cuenta goleadora con la zamarra de "las quinas", que actualmente se sitúa en los 37 tantos, a cuatro del legendario Eusebio y a diez de Pauleta, ambos ya retirados.

El central Pepe avisó esta semana de la mejora de su rival de mañana desde la llegada de Capello y reconoció que un punto puede servir a los intereses portugueses.

Con seis puntos, la selección lusa comparte con Rusia el liderato del grupo F de clasificación para el Mundial del 2014, también compuesto Azerbaiyán, Luxemburgo, Irlanda del Norte e Israel.

Portugal, que subió recientemente al tercer puesto del ránking FIFA, venció el pasado mes a Luxemburgo (1-2) y a Azerbaiyán (3-0).

Alineaciones probables:

. Rusia: Akinféev; Anyukov, V.Berezutsky, Ignashévich, Kombárov; Shirókov, Denísov o Glushakov, Fayzulin, Dzagóev, Bystrov; y Kerzhakov.

. Portugal: Rui Patricio; Joao Pereira, Bruno Alves, Pepe y Fábio Coentrao; Miguel Veloso, Raúl Meireles y Joao Moutinho; Nani, Hélder Postiga y Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Viktor KASSAI (HUN)

Estadio: Luzhniki (Moscú)

Hora: 19:00 h. (17:00 GMT).