Juan Román Riquelme, el futbolista que de manera sorpresiva se alejó del Boca Juniors y está inactivo desde hace tres meses, avisó que podría volver a jugar, lo cual dependerá de la opinión de su hijo mayor.

"Cuando pase el tiempo me sentaré con mi hijo a hablar y veré qué es lo que él quiere. Si me quiere ver jugar veremos si lo hacemos, y si no hay ganas no lo haré, pero ahora quiero disfrutar de mis amigos", dijo Riquelme.

"Por ahora estoy disfrutando de mis amigos. Juego al fútbol todos los días y lo paso bien, me siento muy contento de hacer cosas que antes no podía", comentó a un programa de radio de Buenos Aires presentado por Alfio Basile, hijo del entrenador del mismo nombre.

Riquelme jugó su último partido en Brasil, en la final de la Copa Libertadores que el Boca Juniors perdió ante el Corinthians el 4 de julio de este año.

"Me siento vacío", dijo en aquella ocasión, al salir de los vestuarios. Más tarde llegó a un acuerdo con el club para cancelar su contrato con la condición de que no jugara en ningún otro equipo de su país.

El Boca Juniors atraviesa en la actualidad una crisis futbolística que solamente le ha permitido lograr un punto de los últimos nueve que disputó el equipo en la Liga argentina, y tras cada partido los hinchas corean el apellido de Riquelme.