El Municipio de Quito recibió hoy las instalaciones del nuevo aeropuerto de la ciudad, que se prevé sea inaugurado en febrero próximo, cuando se completen varias infraestructuras viales y logísticas.

Un avión Airbus 319 de la aerolínea estatal ecuatoriana TAME aterrizó a las 08.00 (13.00 GMT) en la pista del nuevo aeropuerto, ubicado a 24 kilómetros de Quito en el sector de Tababela, en uno de los valles aledaños a la capital.

Con la llegada de la aeronave inició la ceremonia de entrega de las instalaciones por parte del consorcio Quiport, formado por las firmas canadienses Aecon y Airport Development Corporation, la estadounidense HAS y la brasileña Andrade Gutierrez Concessões.

El aeropuerto llevará el nombre de "Mariscal Antonio José de Sucre", el mismo que tiene el actual aeródromo situado en el norte de la ciudad, a 2.800 metros de altura, y que dejará de funcionar cuando se inaugure la nueva terminal.

Philippe Baril, presidente y director general de Quiport, dijo que la obra es "un orgullo" para la ciudad, debido a que posee una de las pistas más largas de Sudamérica (4.100 metros) y la torre de control más alta de la región, con 41 metros.

La superficie total del aeropuerto es de 1.500 hectáreas y se prevé que reciba cada año 250.000 toneladas métricas de carga y cerca de cinco millones de pasajeros.

Está construida a 2.400 metros de altura sobre el nivel del mar, lo que facilita vuelos directos a América y Europa, algo que se dificulta en el actual aeropuerto, debido a los inconvenientes que presenta la altura de Quito para aeronaves de gran tamaño.

El alcalde de la ciudad, Augusto Barrera, aseguró, durante el acto de recepción, que la obra beneficiará a la capital ecuatoriana, pues, dijo, que hay planes importantes para mejorar los ingresos por el comercio que se efectuará con la nueva terminal.

"Si le va bien a este aeropuerto, le va bien a Quito", comentó Barrera.

La Dirección General de Aviación Civil (DAC) de Ecuador certificó hoy mismo al aeródromo y su director, Fernando Guerrero, entregó los documentos que acreditan su funcionamiento.

La inauguración del nuevo aeropuerto debía realizarse hoy, pero se difirió para febrero debido a la demora en la conclusión de dos carreteras de acceso y de algunas instalaciones de carga.

El alcalde aseguró que la inauguración del aeropuerto, cuya construcción empezó en 2003, se hará el 20 de febrero del próximo año, una vez que concluyan las obras complementarias.

El terreno en el que funciona actualmente el aeródromo quiteño, de 126 hectáreas, se convertirá en un gran parque y en él se prevé construir un lago, según han asegurado las autoridades del Ayuntamiento.