El presidente de EE.UU., Barack Obama, aterrizó hoy en Miami por segunda vez en tres semanas, decidido a tratar de recuperar terreno en un estado clave de cara a las elecciones, donde, según las encuestas, ha perdido gran parte de la ventaja que tenía sobre su rival, el republicano Mitt Romney.

A falta de 26 días de las elecciones, el avión presidencial aterrizó en torno a las 14.405 hora local (18.40 GMT) en la mayor ciudad de Florida, donde, según una encuesta conjunta del diario The Wall Street Journal y la universidad Marist College difundida hoy, Obama tiene una ventaja de apenas un punto sobre Romney.

Sin embargo, otra encuesta de Rasmussen difundida la semana pasada apuntaba a que Romney cuenta con el 49 % de la intención de voto en Florida, frente al 47 % de Obama. Un mes antes, el actual presidente ganaba con un 48 %, frente a un 46 % del republicano.

En definitiva, y de acuerdo con los datos de hoy de Real Clear Politics, que centraliza las encuestas electorales, en Florida existe un empate técnico entre ambos candidatos.

Para tratar de recuperar la ventaja perdida, el mandatario protagonizará hoy un acto de campaña en la Universidad de Miami, donde ya estuvo hace tres semanas para participar en una entrevista televisada y dirigida expresamente a la población hispana.

Luego, tendrá lugar el que previsiblemente será uno de sus últimos actos recaudatorios de campaña antes de las elecciones del próximo 6 de noviembre, en el que se espera reunir cerca de 350.000 dólares.

El acto de recaudación de fondos tendrá lugar en el JW Marriott Marquis de Miami y estará dirigido por la actriz hispana Eva Longoria.

En esta recta final de la campaña, Obama se está centrando en los estados "bisagra", los que no tienen una tendencia política definida de antemano y Florida es uno de los se muestra más volátil en estas elecciones.

La última vez que Obama estuvo en Florida, cuando gozaba de cierta ventaja en las encuestas, aseguró que su mayor fracaso como presidente ha sido no haber logrado aprobar la reforma migratoria que tanto reclama parte de la población hispana del país.

Hoy, tres semanas después, y tras el primer debate televisado entre ambos candidatos, el escenario es diferente y hay encuestas que apuntan por primera vez a que Obama podría perder frente a Romney.

Con 29 votos electorales, el 10 % de los que se necesita para acceder a la Casa Blanca, Florida es un estado clave. En 2008 Obama ganó aquí con una diferencia de apenas 200.000 votos, de un total de más de 8 millones de votantes.

Más de 1,4 millones de votantes hispanos están registrados en Florida, lo que representa el 13 % del total de votantes inscritos, aunque según Latino Decisions en realidad el 19,2 % de los ciudadanos con derecho a voto en este estado (no sólo los registrados) son latinos.