Nicaragua ha guardado silencio hoy respecto a la denuncia de la Armada de Colombia sobre la presencia, desde ayer y sin permiso, de una embarcación pesquera nicaragüense en aguas del Caribe que el país suramericano reconoce como suyas.

"No puedo ahorita, estoy saliendo", dijo escuetamente el canciller nicaragüense, Samuel Santos, al ser consultado por periodistas sobre el asunto, que ha puesto en alerta a las autoridades colombianas.

La embarcación, de nombre "Mede-Pesca-III" y propiedad del estatal Instituto de Pesca de Nicaragua, está cerca del cayo Quitasueño del archipiélago de San Andrés y Providencia, que centra un litigio territorial bilateral sobre el que se espera un fallo de la Corte Internacional de Justicia (CJI) antes de fin de año.

Fuentes oficiales nicaragüenses consultadas este jueves por Efe explicaron que las autoridades del país ordenaron a sus funcionarios no hacer declaraciones sobre el tema.

Nicaragua estudiará la denuncia de la Armada colombiana y, si es necesario, la responderán por vía diplomática, añadieron las mismas fuentes.

El portavoz del Ejército de Nicaragua, coronel Orlando Palacios, declaró a Efe que esos asuntos se manejan de Estado a Estado y, de momento, esa institución no tiene ningún comentario.

El buque nicaragüense fue detectado la tarde del miércoles "a 13 millas náuticas, al este del meridiano 82, en aguas colombianas", indicó un comunicado de la Armada colombiana, que pidió "cordura" al Gobierno de Nicaragua y la retirada de la embarcación lo más pronto posible.

"La Corte fue muy clara: el meridiano 82 no es frontera. Espero que los hermanos colombianos sepan leer y entiendan que el meridiano 82 no es frontera", lo cual "significa que ellos no tienen porque venir a querer poner en fuerza una frontera que legalmente no existe", señaló por su parte a Efe el excanciller nicaragüense, Norman Caldera.

Ese barco pesquero tiene derecho de faenar "si está en las cercanías del meridiano 82", que es un territorio a definir por la Corte, sostuvo el diplomático.

El jefe del Ejército de Nicaragua, general Julio César Avilés, aseguró el 31 de agosto pasado que han ejercido soberanía "muy al este del meridiano 82, cercano al meridiano 80 y al norte de paralelo 15", que Colombia argumenta sirve de límite entre ambos países en el mar Caribe.

El Gobierno colombiano alega que el meridiano 82 sigue como límite marítimo con Nicaragua en el Caribe, en base al Tratado Esguerra-Bárcenas, de 1928, que es desconocido por el Gobierno de Managua.

En 2007, y como respuesta a objeciones preliminares planteadas por Colombia, la CIJ reconoció la soberanía colombiana sobre las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, a la vez que se declaró competente para dirimir en el conflicto sobre la frontera marítima entre los dos países.

Nicaragua demandó ante la CIJ a Colombia en 2001 tras haber declarado inválido el acuerdo bilateral limítrofe de 1928, por considerar que fue firmado cuando su territorio estaba ocupado por Estados Unidos.

El pasado 9 de mayo, los magistrados de la CIJ iniciaron las deliberaciones sobre el litigio que enfrenta a Nicaragua con Colombia sobre la soberanía del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina y la frontera marítima entre ambos países.