La decimosexta depresión tropical de la temporada en la cuenca atlántica ganó hoy fuerza hasta convertirse en "Patty", una tormenta tropical al noreste de las Bahamas a la que los meteorólogos pronostican una vida muy corta.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, con sede en Miami, detalló hoy en su boletín de las 21.00 GMT que la recién nacida "Patty" se encuentra a 25,8 grados de latitud norte y 72,5 grados de longitud oeste.

Sus vientos máximos sostenidos son de 65 kilómetros por hora y por el momento su centro se mantiene fijo a unos 415 kilómetros al noreste de las Bahamas, sin que actualmente suponga amenaza alguna para zonas pobladas.

Los meteorólogos creen que pronto empezará a desplazarse hacia el suroeste y a debilitarse de nuevo, con lo que incluso podría disiparse antes de que acabe la semana.

En lo que va de temporada de huracanes en el Atlántico, que cada año comienza oficialmente el 1 de junio y termina el 30 de noviembre, se han formado 16 tormentas tropicales, de las que 8 han llegado a ser huracanes: "Chris", "Ernesto", "Gordon", "Isaac", "Kirk", "Leslie", "Michael" y "Nadine".

Así, ésta está siendo una temporada muy activa, más de lo que preveía la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA), que pronosticó la formación de hasta 17 tormentas tropicales, de las que hasta 8 podrían transformarse en huracanes.