Con la ausencia de su emblemático portero Noel Valladares y las luces de alerta encendidas, Honduras visita el viernes a un Panamá que sólo necesita de un empate para avanzar a la ronda final de las eliminatorias de la CONCACAF al Mundial de Brasil.

Valladares, capitán de Honduras, se perderá el difícil choque por un esguince en el tobillo izquierdo. Su compañero Roger Espinosa, titular en el mediocampo, también será baja por una lesión similar, en contraste con un equipo panameño que tiene a todos sus titulares disponibles.

Honduras está en apuros, a diferencia de Panamá. La selección dirigida por el colombiano Luis Fernando Suárez comparte con Canadá el segundo lugar del Grupo C al sumar siete puntos. Hondureños y canadienses escoltan a Panamá, que tiene nueve.

Los panameños requieren de al menos un empate para asegurar su boleto y no tener que esperar hasta la última fecha de la semifinal, a disputarse el martes. Los hondureños no pueden darse el lujo de ceder más puntos, aunque un empate les caería bien porque luego podrían ir a jugarse la vida en el último choque como locales contra los canadienses.

Un revés en Panamá dejaría a Honduras en cuidados intensivos, ya que se espera que Canadá saque el viernes los tres puntos como local ante la eliminada Cuba.

"Estos partidos ya sabemos cómo son: complicados", admitió el atacante Carlo Costly previo al viaje del equipo a Panamá la madrugada del jueves.

Honduras se complicó en la misma primera fecha de la ronda, al ser derrotada en su propio feudo por Panamá 2-0, en un sorprendente revés que Costly atribuye al hecho de que su selección aún no estaba suficientemente aceitada.

"Ahora es diferente, la mayoría venimos de jugar; venimos con ritmo, venimos con esa mentalidad ganadora", agregó el delantero de 30 años, quien junto a Jerry Bengston y George Welcome son las esperanzas de gol de su país.

Panamá llega con los ánimos por las nubes y el interrogante sobre si será de la partida el veterano goleador Luis Tejada para acompañar a Blas Pérez en la delantera.

El timonel Julio Dely dejó a Tejada en la banca en el anterior partido y se inclinó por el joven Rolando Blackburn, quien terminó marcando uno de los dos goles en la victoria sobre Canadá por 2-0.

El "Matador" Tejada viene de hacer un gran debut con el Toluca de México, al marcar cuatro goles en sus primeros cuatro partidos. Sin embargo, lleva un año sin anotar con la selección.

Tejada advirtió que Honduras "es una selección que va a estar parada bien atrás, esperando su oportunidad".

El partido se disputará en el estadio Rommel Fernández, a partir de las 21.00 (0200 GMT).

Panamá nunca se ha clasificado a una Copa del Mundo, y en la pasada eliminatoria sufrió la aniquilación en las primeras de cambio por El Salvador. Los dos primeros de los tres grupos de la semifinal avanzarán al hexagonal, donde se disputarán los tres pasajes directos de la zona al Mundial de Brasil 2014.