Las autoridades eclesiásticas de Lourdes reconocieron hoy oficialmente que la inexplicable curación de la religiosa salesiana Luigina Traverso, ocurrida en 1965, es un "milagro", el 68 registrado en este santuario del sur de Francia.

"Nos alegramos de poder anunciar el reconocimiento del milagro 68 atribuido a la intercesión de Nuestra Señora de Lourdes, la curación inexplicada de Sor Luigina Traverso", informó el santuario en un comunicado.

El milagro, agregó la nota, fue declarado tal por el obispo italiano Alceste Catella, de la diócesis de Casale Monferrato, donde vive la hermana sanada.

Cuando visitó Lourdes en 1965, sor Luigina Traverso sufría una "ciática paralizante en meningocele", grave, paralizante y dolorosa enfermedad por la que había sido operada sin éxito en múltiples ocasiones.

Su curación inexplicable, completa y permanente fue presentada en julio de 2010 ante la Oficina de Constataciones Médicas que examina las supuestas curaciones que se declaran tras la visita al santuario mariano, informaron medios católicos.

La religiosa, que en 1965 viajó en camilla a Lourdes y volvió a Italia por su propio pie, dijo haber sentido un "fuerte calor" en el cuerpo y el deseo de levantarse cuando pasó el celebrante con la hostia consagrada, según recordó la página caminocatólico.org el pasado marzo.

El portavoz del Santuario informó de la próxima convocatoria de una rueda de prensa del doctor Alessandro de Franciscis, presidente de la Oficina de Constataciones Médicas de Lourdes y del nuevo obispo de la diócesis de Tarbes y Lourdes, monseñor, Nicolás Brouwet, para explicar los detalles de este milagro.