La compañía española Air Nostrum mostró hoy su interés por explotar el mercado aéreo uruguayo y confirmó mantener contactos con las autoridades del país en el contexto de la crisis por la quiebra de Pluna, la aerolínea de bandera de Uruguay.

En un comunicado, Air Nostrum, de capital privado y que opera en régimen de franquicia para Iberia, informó haber mantenido contacto con intermediarios de las autoridades uruguayas para interesarse por la posible operación de la aerolínea en el país.

La compañía mostró su disposición de trabajar como proveedor operativo a través de diferentes fórmulas de alquiler de aviones, con o sin tripulación, y otros servicios "de valor añadido" para que la empresa "explote el mercado aéreo uruguayo", una modalidad de negocio que ya realiza con otras compañías europeas.

La aerolínea, cuya actividad principal es la operación regular, combina esta con operaciones chárter, alquiler de aeronaves y servicios de asesoría, mantenimiento y formación, entre otros.

Actualmente Air Nostrum conecta siete países europeos con el norte de África con una flota de 58 aviones.

El pasado 9 de julio Pluna se declaró en quiebra y una semana después el Parlamento aprobó su liquidación debido a la crítica situación financiera, con una deuda de 300 millones de dólares.

Pluna operaba unos 250 vuelos semanales desde y hacia Argentina, Brasil, Chile y Paraguay, lo que suponía cerca del 80 por ciento del total de vuelos en Uruguay.

Para paliar parte de la deuda de Pluna y tratar de recobrar la conectividad aérea del país, el Gobierno subastó siete de los aviones de la empresa, que fueron adquiridos en un primer momento por la firma española Cosmo.

Poco después, el presidente de la aerolínea argentina BQB, Juan Carlos López Mena, presentó al Gobierno una propuesta para alquilarle a Cosmo esos aviones y operar las rutas aéreas de Pluna si el Gobierno se las cedía gratis.

Esta operación pronto se vio envuelta en un escándalo cuando se descubrió que López Mena tenía vínculos directos con Cosmo.

Mientras, los extrabajadores de Pluna también han estado buscando accionistas para crear una nueva empresa aeronáutica en el país y presentaron al presidente uruguayo José Mujica un plan para crear una línea aérea que estaría gestionada por los trabajadores y por inversionistas privados que habrían mostrado su interés.