Los recientes Juegos Olímpicos no derivaron en un incremento en el número de visitantes en Gran Bretaña, pero quienes sí viajaron al país gastaron más dinero.

La Oficina de Estadísticas Nacionales informó que tres millones de personas llegaron a Gran Bretaña durante agosto, un 5% menos que el número observado un año antes. Pero los ingresos por turismo se elevaron 9% en comparación con los obtenidos en agosto de 2011.

Los Juegos Olímpicos se realizaron del 27 de julio al 12 de agosto. Los Paralímpicos se llevaron a cabo del 29 de agosto al 9 de septiembre.

Muchos negocios se quejaron de que hubo ventas bajas durante los Juegos, y atribuyeron el fenómeno a los pronósticos de aglomeraciones y caos en el transporte. Esas predicciones habrían ahuyentado a los visitantes.

Las cifras divulgadas el jueves muestran que, pese a algunas predicciones, no hubo un éxodo de británicos con motivo de las Olimpiadas. Los habitantes de Gran Bretaña hicieron 7,3 millones de visitas al extranjero en agosto, casi el mismo número que el año anterior.