Grecia redujo el déficit presupuestario del Gobierno central entre enero y septiembre en un 37 %, aunque al mismo tiempo cayeron también sus ingresos fiscales debido al descenso de la actividad económica, informó hoy en Atenas el ministerio de Finanzas.

El los tres primeros trimestres del 2011, el déficit fue de 20.101 millones de euros, frente a los 12.619 millones de euros registrados este año.

El desfase de este año es además 861 millones de euros (un 6,4 %) inferior a las previsiones establecidas por el Parlamento griego en marzo pasado, tras la aprobación del segundo plan de rescate para Grecia.

Los datos presentados hoy no incluyen los gastos de las administraciones locales y de la seguridad social.

Por otra parte, el déficit primario, es decir, antes del pago de intereses de la deuda, también ha bajado notablemente, al pasar de 6.069 millones de euros entre enero y septiembre de 2011 a 1.998 millones de euros en el mismo período este año.

Esta reducción se consiguió, entre otras razones, por los recortes en las inversiones públicas, que bajaron de 3.582 millones de euros en los tres primeros trimestres del año pasado hasta 2.783 millones de euros este año, lo que ha ahondado más la recesión que sufre el país.

En ese sentido, el Estado ingresó en los nueve primeros meses del año sólo 36.774 millones de euros, frente a los 38.061 millones de euros previstos anteriormente.

Para contrarrestar esta bajada de ingresos, el gasto público general ha sido reducido hasta 49.393 millones de euros, unos 2.178 millones de euros menos de lo proyectado por el Parlamento.

Grecia está negociando con la "troika" internacional de acreedores un nuevo paquete de ajustes para recibir el próximo tramo de ayudas por valor 31.000 millones de euros y evitar así una quiebra del Estado.