Francia ratificó hoy el tratado europeo de estabilidad, después de que el Senado, como se preveía, diera su aprobación con una amplia mayoría.

Un total de 306 senadores, socialistas y conservadores entre ellos, votaron a favor mientras que 32 lo hicieron en contra, entre ellos escaños ecologistas y de izquierda.

La luz verde al texto, que ya había superado el trámite parlamentario de la Asamblea Nacional, reconforta "el proceso de reorientación europea que quería y obtuvo el presidente" de Francia, François Hollande, señaló el jefe de filas de los socialistas en la cámara alta, François Rebsamen.

Con el voto del Senado, Francia se convirtió en el decimotercer Estado europeo en ratificar el tratado, firmado el pasado 2 de marzo en Bruselas por 25 países de la Unión Europea (UE) y que impone que un control estricto de las cuentas públicas.