El entrenador de la selección venezolana de fútbol, César Farías, quiere un equipo más "rápido y agresivo" de cara al partido contra su similar de Ecuador el próximo martes, correspondiente a la décima jornada de las eliminatorias sudamericanas del Mundial Brasil 2014.

La Vinotinto se entrena esta semana en Maturín y trata de encontrar soluciones a las ausencias obligadas en el partido con Ecuador.

Las bajas de Tomás Rincón y César 'el Maestrico' González en la zona de volantes ha llevado a Farías a practicar con los jugadores Evelio Hernández y Franklin Lucena, procedentes del Deportivo Anzoátegui y el Caracas FC, respectivamente.

Ante la baja de Renny Vega y después del gran partido que hizo frente a Paraguay, el portero Dani Hernández, del Numancia español, se ubica como el titular.

Sin la presencia de Oswaldo Vizcarrondo y Andrés Túñez, el entrenador venezolano perfila a Fernando Amorebieta, del Athletic de Bilbao español, y Grenddy Perozo, del Boyacá Chicó colombiano, como la pareja defensiva ante Ecuador.

Queda por descifrar el jugador que acompañará a Salomón Rondón en la delantera, tras el buen momento mostrado por el delantero del Rubin ruso y ante Paraguay, al que le marcó dos goles en la jornada anterior en Asunción.

Para ello Farías deberá elegir entre los atacantes Nicolás Fedor, Richard Blanco o Frank Feltscher.

Una fuente de la Federación Venezolana de Fútbo (FVF) señaló que Farías "ha practicado mucho la pelota quieta", un arma de la que ha sacado buen provecho hasta ahora el equipo.

La selección venezolana viajará a Puerto La Cruz el próximo domingo, y se prevé que reconozca el campo del estadio José Antonio Anzoátegui el día lunes.