Keith Campbell, un biólogo prominente que contribuyó a clonar la oveja Dolly, falleció a los 58 años, informó la Universidad de Nottingham el jueves.

Campbell, que había trabajado en perfeccionamiento animal y clonación desde 1999, murió el 5 de octubre, precisó el vocero universitario Tim Utton. No especificó la causa y se limitó a decir que Campbell había trabajado en la universidad hasta su muerte.

Campbell empezó a investigar la clonación animal en el Instituto Roslin, cerca de Edimburgo, en 1991. Los experimentos permitieron el nacimiento en 1996 de la oveja Dolly, primer mamífero clonado a partir de una célula adulta.

La oveja fue nombrada por la opulenta cantante Dolly Parton. Los investigadores dijeron en ese entonces que el animal había sido creado en base a una célula de las glándulas mamarias.

La creación de la oveja capturó la imaginación del público y se convirtió instantáneamente en una sensación científica. Los experimentos provocaron admiración, pero también la oposición de quienes pusieron en entredicho la ética de las clonaciones.

Los activistas por los derechos de los animales se indignaron y la Iglesia de Inglaterra manifestó reservas. Dolly fue sacrificada en el 2003, cuando contrajo una enfermedad pulmonar.

Campbell se incorporó más adelante a la Universidad de Nottingham como profesor de desarrollo animal, donde siguió investigando el proceso de clonación. Estaba particularmente interesado en la reproducción asistida en animales y seres humanos, y estudió los modos de desarrollar tecnologías reproductivas en animales de granja para perfeccionar la cruza y mantener la seguridad alimentaria.

Suponía que la investigación del uso de células germinales embrionarias contribuiría a importantes progresos pese a la oposición de quienes la consideraban una técnica abominable.

"Hay grupos que creen que la vida empieza en la concepción y que no se debería hacer ninguna investigación con embriones", dijo en una entrevista en el 2001. "Pero también hemos podido informar a la gente sobre los beneficios potenciales, y una vez que se enteren de estos, será mucho más probable que estén a favor".

Agregó que las células germinales de embriones tienen la habilidad única de desarrollarse en diferentes tipos de células humanas, incluso sangre, músculo y células nerviosas.