El médico que representa una figura central en el escándalo de dopaje de Lance Armstrong es también sujeto de una investigación penal que está cerca de completarse en Italia.

"Esto no termina todavía, pero está cerca", dijo el fiscal de Padua, Benedetto Roberti el jueves, en una entrevista con The Associated Press.

Roberti ha encabezado una investigación amplia sobre el doctor Michele Ferrari durante años. Sus comentarios surgieron un día después de que la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA, por sus siglas en inglés) dio detalles de por qué suspendió a Armstrong de por vida y ordenó que se le despojara de sus siete títulos del Tour de Francia.

Roberti convocó a la creación de una agencia semejante a la Interpol, que se dedique exclusivamente a investigaciones internacionales de dopaje, como la realizada en el caso de Armstrong.

Una persona con conocimiento de la investigación en Padua dijo que ésta se encuentra "casi cerrada oficialmente".

"Sólo están recapitulando algunas cosas", dijo la fuente, que solicitó permanecer anónima por no tener autorización de hablar públicamente del caso.

Aunque Roberti se negó a revelar detalles de su pesquisa, se considera que investiga incluso a 70 personas, entre ellas unos 20 atletas, además de médicos, entrenadores y masajistas.

"Armstrong no es investigado. No hay estadounidenses, pero sí varios extranjeros", dijo la persona con conocimiento de las pesquisas. "No hay tenistas ni gente que practique otros deportes conocidos".

Una acusación formal representaría el paso siguiente para las personas identificadas en la investigación.

El dopaje es un delito en Italia, y Ferrari fue exonerado en una apelación en 2006, luego de que se le halló culpable de cargos penales de distribución de productos prohibidos a los atletas. Sigue suspendido de por vida por la Federación Italiana de Ciclismo, bajo los términos de un dictamen emitido en 2002.

Armstrong ha reconocido que Ferrari fue su masajista hasta 2004, y el nombre del médico aparece en muchos fragmentos del reporte de la USADA. La agencia antidopaje señaló que la relación profesional de Armstrong con Ferrari duró años después de que ambos dijeron públicamente que se habían desvinculado.

En julio, la USADA también impuso una suspensión vitalicia a Ferrari.