El número de niñas casadas antes de cumplir los 18 años podría ascender a 142 millones en esta década si persisten las tendencias actuales de matrimonio precoz, según un informe del Fondo de Población de la ONU (UNFPA) presentado hoy, al celebrarse el primer Día Internacional de la Niña.

"El matrimonio infantil se trata de una terrible violación de los derechos humanos y roba a las niñas su educación, su salud y sus perspectivas de futuro. Una chica que se casa siendo una niña no aprovechará todo su potencial", afirmó en la sede de la ONU de Nueva York el director ejecutivo de UNFPA, Babatunde Osotimehin.

Según el informe, de continuar la tendencia actual del matrimonio precoz (aquel en el que los dos o uno de los contrayentes es menor de 18 años), durante la década 2010-2020 se casarán 142 millones de chicas antes de cumplir esta edad, es decir, 37.000 cada día, y para 2030, el número de estos enlaces ascenderá a 15,1 millones por año.

Pese a las medidas adoptadas, el informe revela que, en el último decenio, la frecuencia de los matrimonios precoces ha permanecido invariable.

Así, en 2010, 158 países fijaron en 18 años la edad legal mínima para que las jóvenes pudieran contraer matrimonio sin consentimiento paterno ni aprobación de las autoridades competentes, pero ese mismo año, en todos los países en desarrollo, excepto China, una de cada tres niñas, un total de 67 millones, se habían casado antes de alcanzar la edad estipulada.

Aunque el matrimonio infantil se da en todas las regiones del planeta, se produce con mayor frecuencia en el sur de Asia, donde el 46 % de las jóvenes que en 2010 tenían entre 20 y 24 años se habían casado antes de los 18, porcentaje que ascendía al 66 % en Bangladesh, el país que registró una mayor proporción de estos enlaces.

Otra de las regiones con una incidencia más alta de estos casos es el África subsahariana, donde este porcentaje se elevaba al 37 %, siendo de hasta un 75 % en Níger.

Esta práctica, no obstante, también está presente en América Latina y el Caribe, donde el 29 % de las jóvenes con edades comprendidas entre los 20 y 24 años fueron novias precoces, así como en Oriente Medio y Europa oriental.

Sin embargo, hay países en vías de desarrollo donde las tasas de matrimonio infantil sí han disminuido, caso de Bolivia, Armenia, Etiopía y Nepal.

Las niñas residentes en zonas rurales de países en desarrollo tienen el doble de probabilidades de casarse antes de cumplir 18 años que las que viven en ciudades, mientras que las probabilidades entre las que no han recibido educación frente a las que cuentan con educación secundaria o superior se multiplican por tres.

Osotimehin señaló algunos de los peligros que entraña el matrimonio precoz, como "complicaciones en el embarazo y en el parto, que son las causas principales de defunción entre las niñas de 15 a 19 años en países en desarrollo", así como el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual, dado su escaso acceso a los métodos anticonceptivos (sólo el 22 % los usan).

El informe exhorta a los Gobiernos a adoptar medidas como la aprobación y aplicación de leyes que eleven la edad mínima del matrimonio hasta los 18 años, detectar las zonas con mayor prevalencia de estos casos, reforzar los programas de prevención y mitigar los efectos nocivos sobre las niñas ya casadas.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, afirmó que "la educación es una de las mejores estrategias para proteger a las niñas del matrimonio infantil".

Hoy se celebra el primer Día Internacional de la Niña, en virtud de una resolución aprobada por la Asamblea General de la ONU, con la que se pretende reconocer los derechos de las niñas.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino

Agréganos en facebook.com/foxnewslatino