El club escocés Glasgow Rangers, refundado por un empresario británico tras caer en bancarrota el pasado junio, anunció hoy que planea salir a bolsa con la intención de ingresar hasta 20 millones de libras (25 millones de euros).

El Rangers, 54 veces campeón de la liga escocesa y relegado a la cuarta división tras su refundación, busca cotizar en el Alternative Investment Market (AIM) de la Bolsa de Londres, un mercado que facilita a pequeñas compañías la puesta en circulación de su capital con una regulación más flexible que en el parqué principal.

El consorcio propiedad de Charles Green, exfutbolista en las categorías inferiores inglesas que compró los activos del club este verano por 5,5 millones de libras (6,8 millones de euros), espera ser admitido en el AIM antes de final de año.

La deuda de 21 millones de libras (26 millones de euros) que había acumulado la entidad con la Hacienda del Reino Unido precipitó la quiebra del Glasgow Rangers, que fue reconstituido como empresa bajo el nombre "The Rangers Football Club".

La entidad que dirige Green pidió entonces su readmisión en la primera división escocesa, una categoría que ha dominado en las últimas décadas junto a su rival histórico, el Celtic de Glasgow, si bien los clubes de la competición votaron en contra de su reingreso.

Relegados a la última categoría del fútbol profesional escocés, los aficionados del Rangers batieron en el primer encuentro de la temporada el récord de asistencia a un partido de cuarta división, donde nunca antes se había visto una afluencia masiva como las 49.118 personas que acudieron al estadio Ibrox el pasado 18 de agosto.

El Rangers se impuso en aquella ocasión por 5-1 al East Stirling, en la primera de las tres victorias en casa que ha firmado en lo que va de temporada y que le han servido para ubicarse en la tercera posición de la tabla, a un punto del líder, el Queens Park.