El 74 % de las mujeres colombianas que sufrieron abusos sexuales entre 2010 y 2011 eran menores de 19 años, según un informe difundido hoy en Bogotá con motivo del Día Internacional de la Niña.

El estudio, titulado "Por ser niña: Situación de las niñas en Colombia 2012" y presentado por la Fundación Plan, también revela que "cada dos días es asesinada una niña de entre 15 y 17 años, y cada día una niña entre cero y 4 años es víctima de violencia intrafamiliar".

Según esta fundación, dedicada a la protección de los menores, "cada dos días una niña entre 10 y 14 años es agredida por su pareja", y en el caso de las adolescentes de entre 15 y 17 años esas agresiones se dan "cada cuatro horas" en Colombia.

Todo esto lleva a que "el 19 % de las adolescentes entre 15 y 19 años están embarazadas o son madres".

"La fecundidad de niñas de entre 10 a 14 años ha ido en aumento desde 1998 hasta el 2008", año en el que se registraron 6.944 casos; y "entre las adolescentes que ya son madres o están embarazadas, el 30 % son pobres y el 7 % son de un nivel socioeconómico alto", expresa la Fundación Plan en su informe.

En Colombia, "el 50 % de los casos de deserción escolar de adolescentes mujeres tuvieron como causa principal el embarazo", cuyo porcentaje en población adolescente de zonas rurales ocupa el 26,7 % y en zonas urbanas el 17,3 %.

Este documento revela, asimismo, que "solo el 11 % de las mujeres embarazadas accede a la educación superior".

En la presentación del informe estuvieron presentes representantes de la ONU y de Unicef, así como el director del Instituto Colombiano de Bienestar Social (ICFB), Diego Molano, quien afirmó: "para cuidar a nuestras niñas todo debe empezar desde nuestros hogares".

En Colombia, que vive un conflicto armado desde hace casi 50 años, la violencia intrafamiliar y machista se suma a la generada por la propia dinámica de la confrontación armada.

Según cifras del Gobierno colombiano, en 2011 se registraron un total de 52.679 desplazamientos forzosos de menores, es decir de niños y niñas que se vieron obligados a abandonar su hogar por la violencia. De ellos, el 48% fueron niñas.