Siete de los doce presuntos terroristas islámicos detenidos el pasado fin de semana en Francia en una espectacular operación policial son presentados hoy ante el juez con vistas a su imputación.

Fuentes judiciales citadas por la emisora "France Info" indicaron que los otros cinco fueron puestos en libertad sin cargos la pasada madrugada, entre ellos la pareja de otro de los supuestos miembros de la red terrorista que murió en un tiroteo con la policía el pasado sábado en Estrasburgo cuando los agentes iban a arrestarlo.

Las televisiones francesas de información emitían hoy las imágenes de los coches de policía en que habían sido trasladados de madrugada hasta el Tribunal de París desde la sede en las afueras de la capital de la Subdirección Antiterrorista de la policía (SDAT) de los siete que deben comparecer ante el juez.

El fiscal de París, François Molins, y el subdirector de la sección antiterrorista de la policía (SDAT), Eric Voulleminot, darán a conocer hoy en conferencia de prensa a las 10.30 locales (8.30 GMT) los cargos que se van a presentar contra ellos.

Molins y Voulleminot deben igualmente desvelar algunos de los elementos conseguidos durante la investigación judicial abierta el pasado sábado con la captura de los presuntos terroristas.

El fiscal anunció ayer una medida excepcional al prolongar en 24 horas el periodo de detención provisional de los presuntos miembros de la red -en Francia es de 96 horas en casos de terrorismo- y lo justificó entre otras cosas por el material encontrado en el garaje de uno de ellos en Torcy, en las afueras de París.

En concreto, allí se encontraron materias que podían servir para fabricar explosivos.

Molins dijo que la presunta "célula islamista" desmantelada era de una "peligrosidad extrema".