La cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo en EEUU bajó en 30.000 y se situó la semana pasada en 339.000, el nivel más bajo desde febrero de 2008, informó hoy el Departamento de Trabajo.

El promedio de solicitudes en cuatro semanas, que es un indicador más claro de la tendencia, bajó en 11.500 y quedó en 364.000, el más bajo desde marzo pasado.

La cifra de personas que percibían el subsidio pagado por los Estados bajó en 15.000 y se situó en 3,27 millones en la semana que terminó el 29 de septiembre.

El subsidio por desempleo cubre, habitualmente, hasta 26 semanas pero en medio de la peor recesión en casi ocho décadas el Gobierno estadounidense estableció, desde 2008, programas que extienden el beneficio a 90 semanas.

En la semana que terminó el 22 de septiembre la cifra de personas que habían agotado el subsidio tradicional y estaban amparadas por beneficios federales bajó en unas 23.000 y quedó en 2,14 millones, informó el Gobierno.