Un barco nicaragüense que entró el miércoles en territorio marítimo colombiano se retiró en la jornada, informó la canciller colombiana María Angela Holguín al asegurar que la acción de la nave centroamericana fue un acto de desesperación de Managua cuando se espera un fallo internacional sobre la soberanía de cayos en aguas de Caribe.

La canciller dijo también que su despachó envió la tarde del jueves una nota de protesta a la cancillería de Nicaragua por el incidente de la nave.

La nave nicaragüense "salió en la tarde de hoy después de la invitación pacífica que le hiciera la armada nacional" colombiana, dijo el canciller en una declaración ante reporteros en la sede del ministerio.

"Hemos enviado una nota de protesta la cancillería nicaragüense...realmente lo que nosotros vemos es un acto de desespero de Nicaragua en víspera de la comunicación por parte de la Corte de un fallo" sobre esos cayos en disputa, añadió Holguín.

Por su parte, el gobierno nicaragüense acusó a Colombia de emprender actitudes hostiles al violar su soberanía marítima y aérea tras haber incursionado con buques y aviones de guerra en una zona del mar Caribe que Managua considera como propia.

La Corte Internacional de Justicia de La Haya tramita desde el 2001 un diferendo marítimo y territorial que fue puesto a su consideración por Nicaragua que reclama como suyo un archipiélago y varios islotes.

La nave nicaragüense de nombre Mede-Pesca III, de unos 15 metros de largo y 11 tripulantes civiles, fue detectada por la armada colombiana el miércoles por la tarde a unos 16 kilómetros del meridiano 82, que marca los límites entre ambos países, indicó en diálogo telefónico el jueves el almirante Hernando Wills, jefe de operaciones navales de la armada colombiana.

Tras detectar la nave nicaragüense, la armada lo interceptó, le ordenó abandonar la zona, pero el Mede-Pesca III se rehusó y apagó sus motores "aduciendo recibir claras instrucciones del gobierno de Nicaragua para continuar con su propósito y seguir su rumbo...hasta el cayo colombiano de Quitasueño".

Wills dijo que ya el caso está en manos de la cancillería colombiana.

"Esperemos que siempre reine la sensatez y que ese buque tome la decisión sensata de regresar a aguas de Nicaragua", dijo más temprano el ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón en una entrevista con la radio La FM. "Pero como siempre (Colombia actúa) con el espíritu totalmente pacífico y de ese espíritu que históricamente...siempre representa Colombia en las relaciones internacionales", añadió el titular de Defensa.

En estos temas "hay que siempre actuar con cabeza fría, con prudencia, con visión de largo plazo para que las cosas se hagan de la manera mas conveniente para el país", destacó el ministro.

El ministerio de Relaciones Exteriores nicaragüense dijo en un comunicado que el Mede Pesca fue autorizado a realizar investigaciones científicas sobre recursos pesqueros para presentar la Convención Internacional para el Comercio de Especies en Peligro de Extinción (CITES) a realizarse en Panamá en noviembre próximo.

En 2007, la Corte de La Haya, se pronunció y ratificó la soberanía de Colombia sobre el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

No obstante, señaló que ni la soberanía de otras islas del archipiélago, ni la frontera marítima estaban determinadas y en consecuencia, aún son objeto de estudio.

Se espera una decisión de la Corte para fines de este año.

___

Con información del periodista de AP Luis Manuel Galeano desde Managua