Argentina dijo hoy que agotará las instancias judiciales de Ghana luego de que un tribunal de la nación africana rechazara liberar la fragata argentina "Libertad", retenida en un puerto de ese país por una denuncia presentada por un fondo de inversión especulativa que reclama el pago de deudas.

"Argentina agotará las instancias judiciales de Ghana y de los tribunales internacionales en defensa de su soberanía, contra los fondos buitre y quienes intentan imponer un sistema global donde los pueblos vivan sometidos al capital especulativo", dijo la Cancillería argentina en un comunicado.

El juez Richard Agyei Frimpong, del Tribunal Superior de Accra, señaló hoy que Argentina no ha sido capaz de presentar argumentos que justifiquen la retirada de la orden judicial que retiene a la nave desde el pasado día 2.

Frimpong indicó también que el Gobierno argentino anuló la inmunidad diplomática -que invoca el país latinoamericano para que el barco pueda reanudar su viaje- al firmar el acuerdo con sus acreedores.

Ante la decisión judicial, Argentina resolvió enviar a Ghana una "misión política" integrada por el viceministro de Defensa, Alfredo Forti, y el vicecanciller, Eduardo Zuain.

"Con esta medida, que compromete la responsabilidad internacional de Ghana, se agrega a la cuestión judicial una dimensión política que afecta las relaciones bilaterales", advirtieron en un comunicado conjunto los Ministerios de Defensa y Exteriores de Argentina.

El Gobierno argentino dijo que "confía en que la respuesta" de Ghana "permita poner fin rápidamente a la controversia", pero advirtió que, de no ser así, utilizará "todos los recursos disponibles, tanto en el ámbito bilateral como internacional, para el reconocimiento de sus derechos soberanos".

La Cancillería argentina se lamentó de que el juez de Accra hubiera tomado como válidos los argumentos del demandante, el fondo de inversión NML Capital, para dar vía a lo que consideró un "ilegítimo embargo" de la fragata Libertad.

Buenos Aires indicó que el argumento de que Argentina ha cedido su inmunidad de soberanía ya ha sido utilizado en el pasado por los fondos de inversión especulativos y que han fracasado.

En este sentido, recordó que distintas cortes de varios países ya han sentado jurisprudencia sobre la materia, fallando siempre a favor de Argentina.

Recordó que el propio juez estadounidense Thomas Griesa, que dictó el fallo que se intenta ejecutar en Ghana, dictaminó en septiembre de 2008 en contra de NML al excluir de la ejecución de la sentencia a "toda propiedad que se encuentre o se entienda usada en conexión con una actividad militar o esté bajo el control de una agencia militar o de defensa" por ser ellos inembargables.

NML reclama a Argentina el pago de bonos soberanos que cayeron en cese de pagos a finales de 2001, en medio de una severa crisis económica.

"El especulador financiero Paul Singer, titular del fondo buitre NML Capital, se vanagloria de haber ganado siempre con su estrategia de comprar deuda en default (cese de pagos) para luego multiplicar en forma geométrica su inversión", dijo la Cancillería argentina.

Buenos Aires afirmó que la "inmoralidad" de la "práctica usuraria" de este fondo "ha despertado la reacción de varias organizaciones globales, a partir de su ejercicio, precisamente, contra países africanos".

En este sentido, aseguró que "los fondos buitre ejecutaban los fallos judiciales obtenidos en Nueva York y Londres para apropiarse de los fondos de ayuda destinados a paliar la pobreza africana".

"Desbaratada su táctica contra los países africanos, los fondos buitre cínicamente acomodan su argumento y aducen que la especulación contra la Argentina es válida porque la Argentina ha acumulado reservas suficientes", señala el comunicado.

El pasado martes, el tribunal de Accra escuchó los argumentos de representantes de NML y del Gobierno argentino, cuyo representante, el abogado Larry Otoo, afirmó que la fragata "Libertad" -buque escuela de la Armada argentina- es una nave de carácter militar, que, según las leyes de Ghana, disfruta de inmunidad y no debe ser retenida.

La fragata fondeó en el puerto de Tema, a unos 25 kilómetros al este de Accra, y lleva a bordo unos 200 tripulantes, incluidos ciudadanos de Sudáfrica, Namibia y Marruecos.

El buque salió del puerto de Buenos Aires el pasado 2 de junio para realizar el tradicional viaje de graduación de guardiamarinas.