El ex secretario general de la ONU Kofi Annan, ahora representante de la Unión Africana (UA), aseguró hoy que está profundamente preocupado por el aumento de violencia que se ha vivido últimamente en Kenia, donde el 4 de marzo de 2013 se celebrarán elecciones presidenciales.

"Estamos muy preocupados por la tensión y la violencia que se está viviendo en el norte de Kenia, en la región del río Tana, y en la zona de la costa", dijo Annan, que junto al expresidente de Tanzania Benjamin Mkapa, ambos miembros del Comité de la UA de Personalidades Ilustres, finaliza hoy una visita oficial al país de tres días.

La inquietud de Annan y Mkapa por la actual situación en Kenia está motivada por la proximidad de las elecciones, puesto que las últimas, celebradas en diciembre de 2007, desencadenaron una ola de violencia que dejó más de 1.300 muertos y otros 300.000 desplazados.

Además, en los últimos meses se han producido varios ataques de unas comunidades a otras en el norte de Kenia y en el distrito del Delta del Río Tana que ha dejado al menos 115 muertos y miles de desplazados, lo que hace temer que el país viva una nueva oleada de violencia tras los comicios de 2013.

Annan, el principal mediador junto a Mkapa para acabar con la violencia postelectoral de 2008, algo que consiguió a través de un acuerdo de los dos partidos mayoritarios del país para formar un Gobierno de unidad, instó hoy a los líderes religiosos a asumir un papel conciliador.

"El Comité pide a los líderes religiosos que demuestren un fuerte liderazgo. Deben defender la paz y la unidad nacional", afirmó Annan, que ofreció hoy en Nairobi una rueda de prensa junto a Mkapa para dar a conocer su valoración de los avances de Kenia con respecto al proceso de reconciliación del país.

Annan pidió asimismo a los medios de comunicación kenianos que promocionen el diálogo sobre el futuro de Kenia y dio la bienvenida al reciente anuncio de que, durante la campaña electoral, se emitirán a través de la televisión, radio e internet debates entre los candidatos a la Presidencia.

Sin embargo, el ex secretario general de las Naciones Unidas subrayó asimismo que el Comité de la UA "se ha visto muy animado por la determinación de los kenianos de que no se repita la tragedia que vivió el país en las últimas elecciones".

"La Constitución ofrece muy buena base para unas elecciones pacíficas, y considero que los kenianos han aprendido mucho y están decididos a evitar otra crisis", subrayó Annan.

"Animamos a todos los kenianos a que ejerzan su derecho al voto y a que se oiga su opinión", agregó.

El representante de la UA aseguró además que "la comunidad internacional está lista para ofrecer todo el apoyo necesario" para la celebración de las elecciones.

Desde la violencia postelectoral, Kenia aprobó una nueva Constitución en agosto de 2010 con el objetivo de impedir nuevos enfrentamientos políticos, con la que se trata de garantizar, entre otras cuestiones, una mayor representación del pueblo keniano con la devolución de poderes a las diferentes regiones y distritos del país.