Los hoteleros de la República Dominicana advirtieron hoy de que el proyecto de reforma fiscal anunciado por el Gobierno y que contempla la subida de impuestos impactaría negativamente la capacidad competitiva del sector.

La Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (Asonahores) subrayó en una nota que el aumento de los impuestos contradice los objetivos del Gobierno de alcanzar la llegada de 10 millones de turistas anuales en 10 años en el país caribeño, cuya principal actividad económica es precisamente el turismo.

"En el sector turismo los aumentos de costos que provoca el incremento de los impuestos no pueden ser traspasados a los precios de venta porque se compromete la capacidad de competir en los mercados internacionales", explicó la entidad, que se mostró a favor del diálogo con el Gobierno.

Asonahores se refirió en particular a la propuesta de duplicar el impuesto selectivo al consumo de las bebidas alcohólicas y gravar con un 10 % adicional las bebidas no alcohólicas, lo que, en su opinión, tiene un impacto directo en el costo del paquete todo incluido, en el cual este componente significa entre el 8 % y 12 % del costo total de la operación.

También señaló que el nuevo esquema de impuestos a los combustibles aumentará la tarifa eléctrica significativamente, que de por sí, apuntó, "es mucho más alta que la de todos los países con los que competimos en la región".

Asimismo, explicó que un nuevo impuesto al servicio de televisión por cable se reflejaría en el costo ya que este es un insumo para los establecimientos turísticos.

Además, citó la subida del 3 % al 4,5% a la transferencia inmobiliaria, porque, según sus estimaciones, afectaría la inversión inmobiliaria "que se encuentra ya lesionada por la crisis internacional y detiene la diversificación de la oferta turística dominicana".

El Gobierno de Danilo Medina, en el cargo desde agosto pasado, presentó la semana pasada un proyecto de reforma fiscal con el que pretende obtener unos 53.000 millones de pesos (1.358 millones de dólares) en los próximos tres años para paliar el actual déficit.

El déficit fiscal a septiembre pasado asciende a 148.564 millones de pesos (unos 3.809 millones de dólares), lo que representa el 6,5 % del producto interno bruto, según datos del Ministerio de Economía.

Medina, que sucedió en el poder a su compañero de partido Leonel Fernández, ha dicho que "la realidad es dura", por lo que aboga por "el esfuerzo y sacrificio de todos" para poder "reencauzar el crecimiento y el desarrollo sostenido del país".