El fabricante japonés Toyota Motor llamará a revisión más de 7,4 millones de vehículos de 14 modelos en todo el mundo por un fallo en sus elevalunas eléctricos, sin que por ahora se hayan reportado accidentes por esta causa.

Un portavoz de Toyota detalló a Efe que la llamada afecta a cerca de 1,39 millones de unidades producidas en Europa entre septiembre de 2006 y diciembre de 2008, además de 2,47 millones en Estados Unidos fabricados en esas mismas fechas.

A ellos se suman 1,4 millones de unidades en China y unas 460.000 producidas entre 2005 y 2010, añadió el portavoz.