Standard & Poor's rebajó el miércoles la calificación de crédito de España al menor nivel en que aún puede recomendar inversiones: BBB-.

S&P ofreció además un panorama negativo a la calificación, lo que indica que pudiera rebajarla aún más. La agencia calificadora de crédito dijo que la recesión económica en España, su alto desempleo y la intranquilidad social limitan las opciones del gobierno para adoptar medidas que le permitan salir de la crisis.

La economía española se está contrayendo y sus bancos están agobiados por el desplome del mercado hipotecario. El Banco Central Europeo acordó comprar bonos españoles, pero para ello el gobierno tiene primero que solicitar un rescate.