Los Pumas confirmaron el miércoles que Mario Carrillo seguirá como su entrenador para torneo Apertura 2012, a pesar de una ola de rumores que apuntaban a lo contrario.

Carrillo, quien llegó al puesto hace cinco fechas para relevar a Joaquín Del Olmo, no ha sido bien recibido por la afición de los universitarios.

El rechazo se debe a que en el pasado dirigió al América, acérrimo rival de los universitarios. Además, no le perdonan que como analista de televisión siempre fue un duro crítico de Pumas.

"El Club Universidad desmiente la supuesta renuncia del director técnico del primer equipo, José Mario Carrillo", informó Pumas en un comunicado de prensa. "El entrenamiento efectuado hoy en el estadio Olímpico Universitario fue dirigido por Carrillo Zamudio".

Carrillo, quien fue entrenador asistente de México en los mundiales de Francia 1998 y Sudáfrica 2010, ha ganado dos de los cinco partidos que ha dirigido y tiene a los Pumas en el séptimo puesto de la clasificación cuando restan cinco fechas en el calendario regular.

"La afición me sigue recordando a mi mamá (insultándolo) pero espero pronto ganármelos, a ver si con otro triunfo me los empiezo a ganar", dijo Carrillo, quien tras ganar el partido del pasado domingo 3-2 a Monterrey fue abucheado. "Espero que se aminoren (los abucheos)....a ver si algún día puedo".

Los rumores que apuntaban a su salida también resaltaron fricciones dentro en el seno del equipo.

Desde que llegó al equipo Carrillo ha optado por dejar en el banquillo a los argentinos Emanuel Villa y Martín Romagnoli, además del español Luis García. Los tres fueron los primeros grandes fichajes de Pumas en cuatro años.

"No dejaré de creer en mí porque no me haya tocado jugar. Quizá al entrenador no le gusta cómo hago las cosas, pero no dejaré de creer en mí", dijo Villa.

Los Pumas enfrentan a Pachuca el próximo domingo por la 13ra fecha del Apertura.