Diputados de oposición presentaron hoy una denuncia penal contra el jefe de Gobierno de Buenos Aires, el conservador Mauricio Macri, por divulgar información que permitió suspender el primer aborto legal programado en la capital argentina.

Los denunciantes acusan a Macri de divulgar datos privados que permitieron la actuación de una juez que, ayer martes, contravino una sentencia del Tribunal Supremo y ordenó suspender la interrupción del embarazo de una mujer de 32 años que había sido secuestrada por una red de tráfico de personas y violada.

"Macri divulgó información, que debería haber sido íntima y reservada, y eso posibilitó que la jueza Rustán de Estrada diera lugar a la medida cautelar presentada por una ONG Pro-Vida, que provocó la suspensión el aborto", explicó hoy en rueda de prensa Emelia Alonso, de Nuevo Encuentro, una de las firmantes de la denuncia.

Para los denunciantes, el alcalde infringió la normativa municipal y un artículo del Código Penal, que impone multa y inhabilitación especial "de 6 meses a tres años" por desvelar un "secreto cuya divulgación pueda causar daño".

Según la diputada María Elena Naddeo, el alcalde reveló, en una cena con empresarios, datos sobre el primer aborto legal programado en un hospital de Buenos Aires, lo que permitió a grupos antiabortistas presentar un recurso que derivó en la suspensión de la intervención.

A juicio de la diputada Gabriela Cerruti, Macri "dio difusión a un caso que es privadísimo, un caso de violación, de trata y de decisión de una mujer de llevar adelante un aborto".

El caso ha desatado una intensa polémica entre grupos antiabortistas y organizaciones feministas, agravada por la decisión de Macri de vetar la despenalización del aborto aprobada la pasada semana por la legislatura porteña tras un trámite que se prolongó durante cinco años.

El Código Penal argentino permite los abortos en casos de peligro para la vida o la salud de la madre, violación o abuso a una mujer discapacitada, aunque el artículo suscita diferentes interpretaciones entre jueces y médicos.

En Argentina se registran alrededor de 500.000 abortos cada año, según estimaciones oficiales.