Una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) se encuentra en Nicaragua para firmar con las autoridades un convenio de observación con miras a las elecciones municipales del 4 de noviembre próximo, informó hoy el canciller nicaragüense, Samuel Santos.

El ministro dijo a los periodistas que los integrantes de la misión, que está encabezada por el mexicano Lázaro Cárdenas Batel, comenzaron a llegar a Managua este martes.

"Vienen para firmar con las autoridades nacionales los documentos que corresponden y que ponen en orden ese tipo de observación" sobre el trabajo de acompañamiento, explicó el diplomático nicaragüense.

Santos dijo que la firma de ese acuerdo de la OEA con las autoridades del país "tiene que ser hoy, mañana o pasado mañana", porque "es una cosa rápida" y "ya son documentos que han sido discutidos con amplitud" desde las pasadas elecciones nacionales celebradas en noviembre de 2011.

El funcionario aseguró que la actual misión de la OEA hará en estas elecciones "una continuación" de la observación hecha en los comicios generales de noviembre pasado, en los que fue reelegido el presidente del país, Daniel Ortega.

Es un trabajo de continuación "con todo y los errores que cometió incluso en aquel entonces el que estaba al frente de (la misión de la) OEA", el excanciller argentino Dante Caputo.

El informe de la OEA sobre esos comicios en Nicaragua menciona que su misión de acompañamiento electoral detectó irregularidades y recabó denuncias, y recomienda una reforma de la Ley Electoral, renovar los procesos de información electoral, sanear el padrón y modernizar los sistemas de cómputo y la logística, entre otros puntos.

"Pero bueno", continuó Santos, esa misión de la OEA "es una continuación de una manera ordenada, bien sostenida, para continuar con ese proceso de observación que se tuvo en los años anteriores".

El canciller nicaragüense aseguró que "no hay mucho interés" de otros organismos internacionales en vigilar los comicios municipales.

La delegación de la Unión Europea (UE) en Managua dio a conocer en días pasados que no acostumbra a enviar misiones para observar los comicios municipales en ningún país.

Tras las elecciones presidenciales del año pasado, la misión de la UE denunció un "grave retroceso" en la democracia nicaragüense.

Unos 3,6 millones de nicaragüenses están habilitados para elegir en las urnas el 4 de noviembre a sus 153 alcaldes y vicealcaldes, así como a 6.534 concejales.

En los comicios municipales participarán el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y los opositores Partido Liberal Independiente (PLI) y el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), entre otros pequeños colectivos.

En las pasadas elecciones municipales celebradas en 2008, el oficialismo ganó en 109 de los 153 municipios, incluida Managua, pero la oposición denunció un fraude.

El obispo nicaragüense Silvio Báez criticó el martes a las autoridades por no acreditar aún a los organismos nacionales de observación para vigilar los próximos comicios.

El magistrado electoral José Luis Villavicencio afirmó la semana pasada que no han recibido ninguna solicitud de los organismos locales para vigilar esos comicios.