La Unión Europea (UE) ha felicitado hoy al ex primer ministro italiano, Romano Prodi, por su reciente nombramiento como enviado especial de la ONU para el Sahel, y ha reiterado su compromiso para combatir la crisis de la región.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy se ha mostrado satisfecho por el nuevo cargo que va a desempeñar Prodi, y ha destacado la gran experiencia internacional con la que cuenta el nuevo enviado especial de la ONU para el Sahel.

"El liderazgo y la gran experiencia de Romano Prodi contribuirá en gran medida a movilizar la respuesta internacional ante los desafíos de la región", afirmó Van Rompuy en un comunicado.

Asimismo, ha subrayado que este nuevo nombramiento es "una buena noticia tanto para Europa como para África".

Por su parte, la jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton, ha asegurado que el que fuera expresidente de la Comisión Europea ha mostrado su determinación para apoyar la democracia y la paz.

En concreto, ha subrayado el empeoramiento de la situación en el Sahel y ha hecho un llamamiento para que se pongan en marcha acciones y medidas urgentes que contribuyan a paliar la "compleja" crisis que se vive en Mali y en el Sahel.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, informó ayer del nombramiento de Prodi y señaló que entre sus funciones como enviado especial, éste mantendrá reuniones de alto nivel con los Estados miembro de la región, organizaciones y otros socios internacionales, con el fin de implementar la estrategia de la ONU.

Prodi asumirá junto a Ban iniciativas nacionales, regionales e internacionales de mediación, especialmente las relativas a asuntos trasnacionales y fronterizos, y contribuirá a generar, sostener y coordinar el compromiso internacional de ayuda a los países del Sahel para afrontar las múltiples facetas de la crisis, empezando por atender la situación en Mali.

Prodi ocupó el cargo de primer ministro de Italia de 2006 a 2008, y anteriormente de 1996 a 1998, y fue presidente de la Comisión Europea de 1999 a 2005.

Además, en 2008 actuó como director de un encuentro de alto nivel entre las Naciones Unidas y la Unión Africana para la Preservación de la Paz en este continente.